Culebra lisa meridional / Serp llisa meridional (Coronella girondica)

 

Descripción

  

La culebra lisa meridional (Coronella girondica) es una serpiente de la familia de los colúbridos (Colubridae). Esta serpiente tiene un tamaño pequeño: las hembras llegan a medir unos 85 cm aunque normalmente se mantienen en los 65 cm. Morfológicamente, tienen una cabeza pequeña con unos ojos pequeños y pupila redonda. En la cabeza presentan 8 escamas supralabiales. La cuarta y la quinta escamas supralabiales están en contacto con el ojo, a diferencia de su pariente, la culebra lisa europea, Coronella austriaca, con la tercera y la cuarta escama supralabial en contacto con el ojo; sin embargo, esto puede variar por lo que no se considera un carácter fiable.

 

Presentan una banda postocular negra que va desde el ojo hasta la última supralabial, dos bandas negras y paralelas en la parte posterior de la cabeza en forma de U o V y una banda oscura sobre las escamas prefrontales que va de ojo a ojo. El cuerpo es cilíndrico y esbelto con una cola relativamente corta. Las escamas dorsales no están carenadas, son lisas y están dispuestas en 21 hileras en el centro del cuerpo. A su vez las escamas ventrales están dispuestas de una manera ajedrezada. La coloración ventral general es blanquecina, amarillenta o anaranjada y la coloración dorsal es parda, gris y en ocasiones con tonalidades rojizas, destacando una serie de manchas oscuras transversales que se difuminan hacia los lados.

 

No presenta un marcado dimorfismo sexual. La longitud del hocico a la cloaca suele ser mayor en hembras que en machos. Se han observado diferencias en el número de escamas dorsales y ventrales, siendo mayor en las hembras. Esto puede deberse a un proceso de selección en las hembras, aumentando el  tamaño de la cavidad abdominal y por ello poner puestas mayores. La diferencia mas notoria es el tamaño de la cola, en machos es más larga y con un mayor número de escamas subcaudales. Esto es debido a la presencia de los hemipenes en los machos y los músculos retractores en la base de la cola.

 

Las diferencias con los juveniles también son escasas. Los recién nacidos son de color gris oscuro, pero adquieren la coloración parecida a los adultos con la primera muda. La mayor parte de los juveniles tienen una coloración más intensa en el tercio posterior del vientre.

 

A esta culebra la podemos confundir fácilmente con otras especies de culebras de la Península Ibérica. Es difícil de distinguir de la otra especie de culebra lisa, la culebra lisa europea (Coronella austriaca). Esta presenta la escama rostral puntiaguda e insertada entre las frontonasales, una brida oscura que llega hasta el orificio nasal, no suele presentar la franja interocular típica de la C. girondica y presenta una coloración uniforme y oscura en la región ventral, siendo esta última característica la más reconocible. A parte de las características morfológicas que las diferencian, C. austriaca normalmente vive en zonas eurosiberianas o de alta montaña. También se puede confundir con la culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis) la cual tiene un collar oscuro o la cabeza completamente oscura.

 

Adulto. Baix Vinalopó (Alicante)

Adulto. Els Ports (Castellón)


 

Ecología

 

 Esta especie, de hábitos crepusculares y nocturnos, se suele ver desde antes de la puesta de sol hasta más o menos la medianoche, variando en función de la temperatura. Durante el día evita el sol directo ocultándose en piedras, troncos o galerías de pequeños mamíferos. Las piedras en las que se oculta suelen ser planas y finas, por lo que se deduce que se calientan por tigmotermia. Ocasionalmente se la ve serpenteando entre matorrales durante la noche o el crepúsculo, no obstante en períodos de humedad se la puede ver de día.

 

Es poco ágil y rara vez trepa por árboles o arbustos. Su comportamiento es totalmente inofensivo y muy poco agresivo ante la presencia humana, rara vez muerde al ser manipulada. Sus movimientos lentos y carácter nocturno hacen que esta culebra pase muy desapercibida. Es muy sauriófaga, capturando pequeños reptiles de los que se alimenta al anochecer, cuando descansan. Sorprende a sus presas en sus refugios, inactivas, y las somete mediante la constricción. Es una culebra lenta, por lo que, de intentar atrapar activamente a sus presas durante el día, sería incapaz de depredarlas.

 

Por tanto allí donde haya presencia de lagartijas y lagartos será más fácil localizarla, incluyendo esporádicamente en su dieta artrópodos y pequeños mamíferos. Entre sus depredadores se encuentran grandes artrópodos como el escorpión amarillo (Buthus occitanus), que depreda neonatos, reptiles como la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) y la víbora hocicuda (Vipera latastei), aves como la cigüeña (Ciconia ciconia) y mamíferos como el jabalí (Sus scrofa). Este último tiene mucho impacto sobre las poblaciones ya que se han visto reducidas donde este animal prolifera. Cuando se siente amenazada ante el depredador aplasta la cabeza contra el cuello, bufa, se enrosca y expande lateralmente el extremo distal de los huesos cuadrados. Con esta técnica llamada mimetismo batesiano, se intenta parecer a las víboras.

 

En cuanto a la reproducción, presenta un celo primaveral, variando con las diferentes zonas geográficas. Las cópulas mudan entre 30 y 105 minutos, se ha observado que el macho muerde a la hembra en la cabeza durante la cópula. También se han presenciado peleas entre machos. El tamaño de la puesta oscila entre 2 huevos en las hembras más jóvenes y 10 en las más adultas. Los huevos son alargados, con la cascara blanquecina y lisa.

 

Adulto. Requena-Utiel (Valencia).

Adulto. Requena-Utiel (Valencia)

 


Adulto activo de noche. Requena-Utiel (Valencia).

 

Distribución, hábitat y amenazas

 

Esta especie tiene una distribución mediterránea occidental incluyendo el noroeste de África y el suroeste de Europa. En España se encuentra citada en todas las comunidades, con ausencias en la cornisa cantábrica y en los puntos más elevados de las cordilleras. Con esto se deduce que está mejor distribuida en la región mediterránea. En la Comunidad Valenciana se encuentra dispersa por todo el territorio siempre que existan hábitats adecuados.

 

Al ser una especie termófila, sus hábitats más característicos en la Comunidad Valenciana son los ecosistemas soleados y pedregosos con abundancia de matorral. Puede vivir en una gran variedad de ambientes secos mediterráneos, ya sean zonas de bosque o de matorral. Su distribución está condicionada a la abundancia de pequeños reptiles de los que se alimenta, y de zonas pedregosas, al ser lapidícola. Se encuentra desde el nivel del mar hasta los 2150 metros, pero es mucho más abundante en zonas de media montaña. Como muchos otros reptiles, la cota máxima que alcanza aumenta conforme más al sur se haya.

 

Atendiendo al número y frecuencia de observaciones, parece deducirse que es una especie poco frecuente, aunque su distribución real puede estar sesgada por su baja detectabilidad. No obstante, en sus hábitats óptimos se encuentra en una relativa abundancia. No presenta graves problemas de conservación atendiendo a su extensa área de distribución y el elevado número de hábitats ocupados. Sus principales amenazas son la destrucción de sus hábitats, la fragmentación del territorio por vías de comunicación que implican numerosos atropellos, los incendios forestales y la gran proliferación del jabalí. No obstante en España está catalogada como preocupación menor bajo los criterios de la UICN.

 

Hábitat. Camp del Turia (Valencia)

Ejemplar ahogado en una balsa de riego abandonada. Camp del Turia (Valencia)


 

Información complementaria

  

En la culebra lisa meridional se ha encontrado una gran variabilidad individual de coloración ventral y dorsal, al contrario que en la variabilidad geográfica que es monotípica. Solo se ha encontrado divergencias genéticas en ejemplares procedentes de las cordilleras béticas, con un bajo número de hileras de escamas dorsales observado en el 55% de los ejemplares de esta población. En España se ha detectado interacción con diferentes parásitos. Se indicó en algunos ejemplares la muerte por anemia, relacionada con la presencia de ácaros ectoparásitos. En otro ejemplar se llegaron a detectar hemogregarinas como parásitos sanguíneos.

 

Su distribución altitudinal está limitada por las bajas temperaturas. Por otro lado, C. austriaca tiene una distribución potencial mayor de la que exhibe. De hecho, aunque de menor tamaño que la culebra lisa europea pero con mayor tasa de reproducción, C. girondica compite con ésta, recluyendo a C. austriaca a zonas de alta montaña, donde su reproducción vivípara le permite sobrevivir.

 

 

Adulto. Baix Maestrat (Valencia).

 

Adulto. Camp del Turia (Valencia)

 

Para saber más:

 

- Ficha de la especie en Vertebrados Ibéricos 

- Ficha de la especie en The Reptile Database

 

Por Ferran Giménez Soutillo